¿Estás buscando comprar una casa o un apartamento? Estos consejos prácticos te ayudarán a encontrar de manera rápida la propiedad de tus sueños.

  1. Necesidades y deseos

Antes de empezar, toma asiento y haz una lista de tus deseos y necesidades. Escribe todo lo que venga a tu mente. Es muy probable que la lista cambie varias veces a medida que conozcas más sobre tus opciones. Puedes cambiar según lo que creas que es mejor para ti. Por ejemplo, quizá quieres una casa que esté lo más cerca a la playa, pero una vez conozcas el tipo de vivienda que te ofrecen según tu presupuesto en esa zona, haga que cambie tus prioridades. ¿Es necesario para ti tener una casa con piscina, 4 habitaciones y en buena ubicación? Prioriza tus necesidades. A menos que cuentes con un presupuesto ilimitado, necesitarás hacer algunos sacrificios.

  1. Establece un presupuesto

Este paso es crucial. Determina cuánto de dinero estás dispuesto a destinar cada mes para los gastos de vivienda. Algunos serán capaces de pagar al contado, pero hay que tener en cuenta también los impuestos sobre la propiedad, seguro y mantenimiento. Por tal motivo, consulta a tu banco para que analice cuánto puedes pagar. Es importante que tu presupuesto vaya de acuerdo a tus necesidades y deseos. Todos queremos la casa de nuestros sueños pero si vale millones, olvidémonos de ella.

  1. Conseguir una promesa de hipoteca

Consigue la preaprobación de un crédito hipotecario antes de empezar a buscar casas. A menudo, los compradores prefieren encontrar una casa y luego pensar en cómo pagar por ella. Debería ser todo lo contrario. Determina cuánto es lo que puedes o quieres pagar y luego empieza a buscar propiedades. Algunas personas piensan que pueden comprar una casa de cierto valor, pero luego descubren que su presupuesto es menor. La clave es no perder el tiempo creando expectativas irreales.

  1. Elige un buen agente inmobiliario

Busca trabajar con un profesional del tema o mejor aún, con un equipo de personas capacitadas. Un buen agente inmobiliario reducirá la curva de tu aprendizaje enormemente. Pide referencias o visita páginas web, y luego visita a algunos agentes para encontrar al indicado. El agente debe ser un profesional con experiencia y ética que trabaje a tiempo completo. Recuerda, como comprador no necesitas gastar dinero extra para pagar a un agente inmobiliario, su salario equivale a un porcentaje del precio de la vivienda.

  1. Aprende sobre el mercado inmobiliario

Tu agente inmobiliario te ha hablado de casas o pisos que se han vendido en los últimos 3 o 6 meses y están dentro de tu presupuesto. ¿Alguno de ellos te gustó? A menudo, los compradores se interesan en las propiedades que están fuera de su presupuesto. En estos casos, solo dos cosas pueden ocurrir: o bien elevas tu presupuesto o reduces tus expectativas. Un buen equipo de expertos te puede guiar a opciones que nunca habías pensado, tales como locaciones que no tomaste en cuenta u otro tipo de propiedad.

  1. Elige tu vecindario favorito

Haz una lista de tus barrios predilectos. Cerciórate de que tu presupuesto se ajuste a lo que estos lugares puedan ofrecerte e informa a tu agente sobre por qué tal vecindario te parece atractivo. Quizá ellos puedan adaptar tus necesidades y deseos a una ubicación alternativa, si la que te gusta sobrepasa tu presupuesto.

  1. Lo que está actualmente en venta

Ya sabes lo que quieres, tienes la preaprobación del crédito hipotecario (asumiendo que no vas a pagar al contado), estableciste un rango de precio cómodo, encontraste un buen agente inmobiliario, aprendiste sobre el mercado inmobiliario e hiciste una lista de tus vecindarios favoritos. Ahora es tiempo de empezar a buscar casas.  Tu agente te ha proporcionado una lista de las casas que se adecuan a tus necesidades, presupuesto y están ubicadas en las áreas de tu preferencia. Visita esas casas o haz que tu agente reserve una cita para una visita privada. El agente que te muestre la casa, te indicará detalles interesantes que puedas pasar por alto. Una vez más, no hagas estas visitas a menos que estés preparado para comprar. El mercado inmobiliario cambia diariamente. Puede que encuentres la casa perfecta hoy, y que que ya no esté disponible mañana.

  1. Paciencia

Puede que hayas visitado todas las casas en venta y ninguna te haya encantado. Eso es normal. Las mejores propiedades se venden muy rápido y solo necesitas esperar. Por lo tanto, no olvides decirle a tu agente que te ponga en un programa de correo electrónico automático para que recibas la relación de propiedades ubicadas en tus vecindarios favoritos a medida que entren al mercado; y asegúrate de visitar esas propiedades apenas estén a la venta. Finalmente, encontrarás la casa de tus sueños.